Por: Carlos Daniel Espinosa Alvarado

El gran Diego Armando Maradona consiguió llegar a su primera final como estratega.

La llegada del 10 al fútbol mexicano, y especialmente a la liga de Ascenso, hacía mucho pensar, que solo venía para dar a conocer al Club Dorados al mundo, tras llegar a un club dónde en 6 jornadas no conocían el triunfo.

El debut de Diego fue de ensueño goleando 4-1 a Cafetaleros, actuales monarcas de la división, posteriormente visitarían al subcampeón Alebrijes de Oaxaca y ahí obtendría su primer descalabro, después de este partido para muchos era normal y parecía que sólo era una ilusión el renacer de los Dorados de Sinaloa, pero en la próxima jornada regresaría el triunfo ahora ante la UDG, y así en una seguidilla de victorias el gran pez se clasificaría a la liguilla a falta de una jornada terminando, con un balance de 6 triunfos, 1 empate,  1 derrota, y en la séptima posición.

En cuartos de final enfrentarían al sublíder Mineros empatando de local a cero goles y dando la campanada en la vuelta al sacar el triunfo 0-1 con un solitario gol de Vinicius Angúlo.

Para las Semifinales el panorama era más complicado, el rival en turno era el líder del torneo que solo tuvo 6 victoria en toda la fase regular, el partido de ida sería la clave para los de Diego, al llevarse el partido 2-0, la vuelta sería complicada con un estadio lleno donde los locales se adelantarían con un polémico penal, pero Gaspar Servio sería la gran figura deteniendo todo en la segunda parte para así conseguir el pase a la final.

Los Dorados de Maradona enfrentarán a Atlético San Luis en la gran final del Ascenso Mx.

Ida: Estadio Banorte (Culiacán, Sinaloa)

Vuelta: Estadio Alfonso Lastras (San Luis, Potosí)