Por: Sagrario Ramírez Diaz

Luis Gilberto Lavalle Guillén, originario de San Andrés Tuxtla, es Licenciado en Laudería, egresó en el año 2006 del Instituto Nacional de Bellas Artes, de la ciudad de Querétaro, dedicándose actualmente a su carrera la construcción y restauración de instrumentos de cuerda frotada del cuarteto clásico (violín, viola, violonchelo y contrabajo), Luis Gilberto, señala que desde muy niño y de manera informal comenzó en casa de cultura, su interés por el arte de la construción de instrumentos musicales, por lo que posteriormente decidió profesionalizarse.
Menciona, que en el estado de Veracruz, solamente él y otra persona más, son egresados del Instituto Nacional de Bellas Artes, haciendo hincapié en que un Laudero tarda alrededor de 400 horas en construir un violín sin barnizar y de 800 a mil horas en construir un violonchelo, teniendo como resultado unos 10 instrumentos por año, tomando en cuenta que el clima húmedo de la región de los Tuxtlas, permita el secado de la madera.
“Un instrumento musical construido a mano por un Laudero, es una obra de arte, es un instrumento único, por lo que sus precios son a partir de los 45 mil pesos en adelante, dependiendo el instrumento, la selección del tipo de cuerdas y accesorios que el músico deseé”, dijo el entrevistado, quien además recalcó que la introducción de instrumentos musicales chinos en serie, ha afectado el trabajo de los lauderos debido a lo económicos que son.
Menciona que el estado de Veracruz, a través de la orquesta sinfónica de Xalapa y el conservatorio de la universidad veracruzana, es un semillero de cuerdas muy importante a nivel nacional, convirtiéndose en un alto consumidor de estos instrumentos, los cuales son de calidad, caros y utilizados por solistas, cuartetos y orquestas sinfónicas.
Luis Gilberto Lavalle Guillén, busca aterrizar en San Andrés Tuxtla o la región, un proyecto de talleres formativos de Laudería, que permita a las nuevas generaciones el arte de la construcción no solo del cuarteto clásico, sino, también de la gran variedad de cordófonos tradicionales o populares que hay dentro de la música veracruzana, recalcando que debido a que el Son jarocho es un fenómeno a nivel internacional, actualmente se requiere de mejores instrumentos que aporten una mejor calidad a la música.

 

Screenshot_20181123-234715