•  Denuncia ante medios estatales que Manuel Rosendo Pelayo favoreció con contrato de adjudicación directa a la empresa Luminarias de Veracruz (LUMIVER).
  •  La compra de lámparas LED fue el pretexto para endeudar al municipio, acusa el alcalde electo; a menos de un mes de instaladas, las luminarias presentaron fallas.

San Andrés Tuxtla, Ver. – Con un contrato millonario, Manuel Rosendo Pelayo habría favorecido a una empresa sin haber licitado la compra de luminarias para renovar la red de alumbrado público en San Andrés Tuxtla, así lo denunció ante medios de comunicación estatales el alcalde electo de San Andrés Tuxtla, Octavio Pérez Garay, quien además resaltó que casi la mitad de la deuda de más de 100 millones de pesos que ha quebrantado las finanzas municipales, sirvió para la adquisición irregular.

En la ciudad de Boca del Río, el alcalde electo de San Andrés Tuxtla, citó a los medios en la dirección marcada con el número 422 de la calle Zamora, donde tiene registrado su domicilio fiscal la empresa Luminarias de Veracruz S.A. de C.V., representada legalmente por Jaime Eduardo Monge Maldonado, sólo para constatar que en el edificio comercial no hay alojada ninguna empresa con ese nombre.

“El contrato con la empresa establece que las luminarias tendrían garantía de funcionamiento por 15 años, el alcalde contrato un crédito para realizar esta compra sin que fuera la mejor opción ni la mejor oferta ya que no se convocó a concurso para licitación, además de que se pagaron 40 millones de pesos por esas lámparas que en menos de un mes ya no funcionaban, es un delito pues no se licitó, el ORFIS debe investigar quienes son realmente los beneficiados o por que se procedió de manera irregular al hacer el contrato por adjudicación directa.”

El costo de estas luminarias fue de 36 millones 934 mil 730.62 pesos y el alcalde electo recordó que siendo diputado se opuso a que se facilitará el préstamo al municipio, no obstante, el alcalde consiguió la anuencia de la legislatura para contratarlo.

Tavo Pérez resaltó que además de la irregularidad en la celebración del convenio de compra por adjudicación directa, llama la atención que, pese a estar constituida fiscalmente de manera aparentemente legal, llama la atención que la empresa distribuidora de lámparas LED, “Luminarias de Veracruz S.A. de C.V.”, coincida con el esquema de la denominada red de empresas fantasmas que en varios municipios de Veracruz fueron beneficiadas con contratos sin licitación.

Actualmente el monto estimado de la deuda pública que Manuel Rosendo Pelayo pretende heredar a la nueva administración es de $100, 809, 954.44, por lo que Octavio Pérez Garay solicitará ante el congreso local y el Órgano de Fiscalización Superior del Estado de Veracruz, una revisión exhaustiva de los mecanismos de asignación de contratos.

21392919_1516402678398368_1179754281_o21396834_1516402935065009_1353600268_n